El B1 es un flash off-camera porque no es ni un speedlight ni un monolight. Es un nuevo tipo de flash que crea una manera completamente nueva de fotografiar. “Cuando lo pruebas, lo cambia todo”, comentaba Richard Walch, el primer fotógrafo que lo probó.

¿Por qué? Porque es TTL, así que puedes conseguir una exposición perfecta. Porque funciona con batería y es inalámbrico, así que puedes llevarlo contigo a cualquier parte y colocarlo en cualquier sitio. Si le sumas potencia, velocidad y las posibilidades de iluminación que presenta, obtienes un flash off-camera que crea iluminaciones magníficas de manera sencilla.