Cuando llega la hora de dar un paso, y buscas controlar la iluminación en tus sesiones y crear efectos apoyándote de kit de iluminación, seguro que te has planteado qué tipo de luz es la idónea para tu trabajo, si un juego de luz continua u optar mejor por unos flash de batería o de estudio.

Queremos sacarte de dudas y explicarte las diferencias entre un tipo de iluminación y otra. Sigue leyendo para conocer las diferencias entre luz continua y flash de estudio, y así  ver cuál se adapta mejor a tu tipo de fotografía o trabajo.

Diferencia entre luz continua o flash

Destacar lo primero que no hay un tipo de iluminación que sea mejor que otra, la diferencia radica en el tipo de fotografías que puedes capturar con ambos sistemas.

El flash está pensado para utilizarlo con cualquier objeto. No importa si está estático o en movimiento pues el haz de luz solo se disparará cuando nosotros lo indiquemos, mientras que con la luz continua sólo se puede usar en objetos estáticos. Así es como conseguimos que las sombras sean más limpias y no queden tan empastadas.

Si tenemos en cuenta la dificultad a la hora de dominar cómo jugar con la luz en fotografía, el flash es un poco más potente a la hora de exprimir sus capacidades pues nos permite sacar partido a toda la gama de color en la escena, además de controlar mejor el tipo de luz al subir y bajar potencia, conseguir nuevos resultados sólo con utilizar accesorios, y con algunos flashes congelar en el caso de querer hacer una fotografía más creativa.

Por último, la vida útil de las bombillas difiere bastante de un tipo de iluminación a otra. En los kits de luz continua el consumo energético es bajo y las bombillas suelen durar unas 15.000 horas; mientras que en los flashes los tubos de flash tienen una duración aproximada de unos 20.000 usos.

 

Rotolight Luz continua fotografia

 

Conseguir la mejor calidad de luz en fotografía

Mientras que con los kits de luz continua puedes ver los resultados en tiempo real, con los flashes conseguirás la mejor calidad de luz.  Acercándolos y/o alejándolos de la escena podemos conseguir la iluminación que queremos para trabajar con una ISO baja y así tener la mayor calidad en la imagen final sin grano ni aberraciones cromáticas.

Para poder medir la luz en una escena con flash tendremos que usar fotómetros de mano, o usar flashes con TTL como el Profoto Off-Camera Flash B2, con el que podremos ajustar la potencia de luz directamente desde la cámara. A la hora de medir lo más recomendable es hacerlo sobre la luz incidente, no sobre la reflejada en el sujeto.

Hoy día los kits de flash  tienen una gran cantidad de accesorios como son los paraguas, ventanas, reflectores, etc. Todos ellos nos ayuda a utilizar la luz de una forma mucho más creativa y poder iluminar cualquier escena.

Hace un tiempo os hablamos sobre 4 formas de utilizar una softbox en una sesión fotográfica. Estamos seguros que podrás saber mejor cómo exprimir al máximo tu flash con estos consejos.
Profoto-Frederico-Martins-OCF-Gels

 

¿Luz continua o flash?

El inicio sería  según tu trabajo y estilo de fotografía saber, qué tipo de iluminación buscas , el uso que le vas dar y  cuánto tiempo te gustaría contar con este equipo.  Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a estudiar entre diferentes marcas y modelos, el equipo idóneo para ti.

Ya una vez tengas el equipo, podrás  ir incorporando accesorios para sacarle el máximo partido y ser creativo.

Ahora, ¿Ya lo tienes un poco más claro?.  Si es sí o no, comparte con nosotros tu opinión y experiencia.. Así nos ayudamos entre todos!