Podemos contar con el lugar idóneo, la compañía perfecta y el equipo adecuado,  pero cuando tenemos que fotografiar a niños estos elementos no suelen ser suficiente si no somos capaces de crear imágenes que reflejen su alegría, magia y energía, porque…  ¿Quién quiere fotos de sus pequeños llorando?

Los niños pueden ser los mejores sujetos a fotografiar por sus expresiones genuinas, pero sin duda también pueden llegar a ser un reto para un fotógrafo. Si próximamente tienes una sesión con tu familia por vacaciones, o debes cubrir una boda o bautizo,  tenemos 7 consejos para fotografiar niños que sin duda te ayudarán en esta y futuras sesiones.

 1.- Imagina las fotos que te gustaría crear

Da rienda suelta a tu creatividad e imagina cómo te gustaría que fuera la sesión, qué te gustaría reflejar del niño, con qué poses te atreves a experimentar: sentado, jugando, corriendo, etc.

Es recomendable para este proceso, el hablar con los padres antes de la sesión y conocer qué le gustaría captar de su hijo, descubrir sus actividades favoritas o si tiene un juguete especial. Esta información te ayudará a inspirarte en poses que reflejarán más la energía y naturalidad del pequeño.

2.- Ten presente el lugar y hora del día

Las horas en las que los niños suelen ser más activos y en las que podrás sacarle mayor partido, son después de la siesta o  después de la merienda. Toma en cuenta estas horas, si lo que quieres es captar el máximo de sonrisas y su disposición a divertirse.

Además del ánimo del pequeño, el conocer el lugar y la hora en la que va a realizarse la sesión, te ayudará a poder prepararte para contar con los recursos y equipos que podrás necesitar, ya que no es lo mismo fotografiar en el parque por la tarde, que hacer la sesión a la misma hora y en una pérgola cerrada.

Cómo fotografiar niños

3.- Haz una lista del equipo que necesitas

La cámara es la herramienta estrella, pero ahora debemos conocer el equipo o accesorios que necesitarás en la sesión para poder crear todo lo que has imaginado.

¿Qué objetivos necesitas?, ¿Cuántos puntos de luz?, ¿Necesitas accesorios para modelar la luz?, ¿Se requiere de alguna decoración?.

Todos estos puntos debes estudiarlos para que así puedas conocer con qué equipo cuentas o no, y así  buscar opciones en equipos y accesorios para fotografía para crear todo lo que has imaginado.

 4.- No olvides los refuerzos

Sea tu primera sesión o no,  la ayuda siempre es poca cuando hablamos de niños. Pídele a la madre o al padre que esté detrás de ti para llamar la atención del pequeño, o adapta un soporte en tu cámara para que utilices tu smartphone como medio de distracción mientras disparas. Toda acción o accesorios para entretener y divertir a los niños es valiosa en estas situaciones.

Los padres también son de gran ayuda, porque te pueden ofrecer apoyo al controlar, entretener y conseguir las expresiones más ingenuas de sus hijos.

Consejos para Fotografíar Niños Blog Kinafoto

5.- Ten todo listo para comenzar

Los niños suelen perder el interés con rapidez, tomando eso como base y buscando que la sesión fluya de forma continua, es recomendable para ese día disponer  y tener a punto tu  cámara, batería, flash y todos los accesorios que vas a utilizar, para que al momento que lleguen los pequeños puedas comenzar a disparar.

Irte unas horas antes al sitio donde se realizará la sesión también es recomendable, para que así te sientas más cómodo en el terrero y puedas llevar la sesión con soltura  de principio a fin.

6.- Que comiencen los juegos y las poses

Llega el día de la sesión, y es posible que esperes desde el inicio captar los momentos perfectos. Como es algo que no suele suceder, te recomendamos romper el hielo con juegos, así lograrás que los niños se sientan cómodos y que de forma natural se  animen a posar según los pasos o juegos que les vayas marcando.

En este punto si conoces algún juego o artículo con el que el pequeño suela divertirse, utilizarlos en la sesión te ayudará a que sea más espontáneo y puedas hacer otros tipos de fotos diferentes  a las que habías imaginado.

7.- Añade Paciencia y Tranquilidad

Este último punto es para el fotógrafo,  necesitas tiempo y paciencia cuando disparas con niños, ya que el estrés puede ser percibido por los pequeños, y eso puede ocasionar que hagan todo lo opuesto a lo que esperabas en la sesión

En este sentido podemos sugerirte que te diviertas en el proceso, que juegues con los niños, y poco a poco podrás captar las sonrisas, miradas y poses que buscabas.

¿Agregarías algún consejo más a esta lista?